Algoritmos inteligentes para la detección de fugas

La monitorización de sectores en tiempo real puede ser una herramienta muy útil para mejorar la eficiencia de los sistemas de distribución de agua y para reducir sus pérdidas. En grandes sistemas, no es realista el estar permanentemente atento a todos los sectores sin la ayuda de herramientas automáticas de monitorización, que son las encargadas de asistir al personal de operaciones en el control total la red, y que permiten rastrear, recoger y validar de forma sistemática toda la información relevante que se genera.
A partir de sofisticados algoritmos, Baseform utiliza robustos modelos estadísticos y los datos históricos de caudal, para predecir de forma exacta los patrones de demanda y establecer si el consumo registrado, durante un periodo de tiempo determinado, es normal, o podría revelar un comportamiento fuera de la normalidad.
La importancia estratégica que otorgan las empresas de agua a la priorización de sectores y a la planificación de la operación y el mantenimiento de las redes, han llevado a la búsqueda de mecanismos fiables que sean capaces de detectar desviaciones en los valores monitorizados. Este artículo introduce un procedimiento para identificar tendencias en caudales mínimos nocturnos en horizontes de medio y largo plazo, que es particularmente útil en la detección temprana de fugas antes de que se conviertan en roturas catastróficas.
Las principales ventajas de este enfoque están ilustradas, a través de casos de detección de eventos reales, seleccionados en un sistema de abastecimiento de una empresa dónde el software está siendo utilizado.