Caracterización microbiológica de lodos y suelos. Establecimiento de indicadores sobre la fermentabilidad de los lodos

La aplicación de lodos de EDAR en agricultura como fuente de nutrientes, es considerada la mejor alternativa de valorización para dichos residuos, dado su alto contenido en materia orgánica y otros nutrientes esenciales para los cultivos. Sin embargo, la existencia de una legislación nacional algo desfasada que únicamente clasifica los lodos como aptos para su valorización agricultura en función de la presencia de metales pesados, ha traído como consecuencia la utilización de lodos con una baja estabilidad, con los problemas que esto conlleva, tales como, generación de olores, proliferación de insectos, problemas sobre cultivos y suelos, etc.
A su vez, dicha problemática ha provocado el desarrollado de legislaciones a nivel autonómico y local con criterios de aplicación diversos, que en ocasiones impiden la valorización agronómica de los lodos; en muchos casos sin una base técnica que los ampare.
Las actuales preocupaciones en materia de seguridad sanitaria y medioambiental, hacen necesario conocer metodologías, valores de referencia del grado fermentabilidad de los lodos y la caracterización microbiológica de los mismos; con el fin hacer viable a largo plazo dicha valorización.
Para ello, se realizó el estudio de la fermentabilidad y caracterización microbiológica de los lodos producidos en diez instalaciones de la Comunidad Valenciana, con los cuatro tratamientos más representativos de lodos existentes, siendo estos, estabilización aerobia mediante aireación prolongada, digestión anaerobia, secado térmico y compostaje, realizándose nueve muestreos a lo largo de un año.
Los criterios establecidos a la hora de definir los indicadores de fermentabilidad a estudiar, fueron que éstos resultaran fiables, sencillos y de bajo coste económico, por ello, los indicadores establecidos para el estudio de la fermentabilidad fueron contenido de materia orgánica calcinable (MOC), olor (O), contenido de carbono hidrosoluble (CH), demanda química de oxigeno (DQO), actividad respirométrica acumulada en 4 días (AT4) y demanda bioquímica de oxígeno a los cinco días (DBO5).
También se estudiaron 11 suelos de parcelas de diferentes zonas edafoclimaticas que habían sido enmendadas con lodo procedentes de un único tratamiento y parcelas próximas no aplicadas catalogadas como parcelas control.
Respecto a la caracterización microbiológica tanto de lodos como de suelos, los microorganismos patógenos estudiados fueron salmonella spp., huevos de helmintos, coliformes fecales, escherichia coli y clostridium perfringens.
De los métodos de fermentabilidad planteados, el Carbono Hidrosoluble, la Demanda Química de Oxigeno (DQO) y la Demanda Bioquímica de Oxigeno (DBO5), resultaron los más prometedores, existiendo diferencias significativas en función del tratamiento sufrido por los lodos, catalogando el compostaje como el tratamiento con mayor estabilización, frente a la estabilización aerobia mediante aireación prolongada como la menos estabilizante. La posible influencia de la humedad sobre estos indicadores merece un estudio ampliado.
Respecto a la caracterización microbiológica, el compostaje resulto único tratamiento que garantiza la higienización de los lodos, observándose que ni el tratamiento de estabilización aerobia (aireación prolongada), ni el de digestión anaerobia, consiguen una reducción de patógenos. Los resultados de la caracterización microbiológica de suelos no pudieron afirmar que exista una correlación clara entre la aplicación de lodos y la presencia de microorganismos patógenos los suelos receptores.