Incorporación de la evaluación cuantitativa de riesgos químicos y microbiológicos a los PSA

La actualización legislativa del RD140/2003, que significa la Directiva 2015/1787, incluye ya la necesidad de que los distintos gestores incorporen un sistema preventivo de gestión de la calidad sanitaria del agua, de acuerdo con los Planes Sanitarios del Agua (OMS) y con otras normas internacionales como la norma UNE 15975-2. AEAS a través de la comisión 2ª en colaboración con el entonces MSSSI elaboró en 2014 una fichas para ayudar a los abastecimientos a redactar sus PSA propios, intentando estandarizar una documentación útil con independencia del ámbito y tamaño de sus asociados. Actualmente y según lo dispuesto en la Disposición adicional segunda del RD 902/2018, el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social ha puesto a disposición de los gestores de las infraestructuras de las zonas de abastecimiento la herramienta denominada GEPSA, de apoyo de los PSA, que está disponible en la página web del Ministerio y que incluye en su base las citadas fichas. El gestor de la infraestructura podrá utilizar dicha herramienta u otros procedimientos que estime convenientes para la elaboración de los PSA.
Por otra parte la modificación de la Directiva Europea de aguas de consumo (en borrador) incluye referencias directas al PSA y extiende las evaluaciones de riesgo a modelos cuantitativos. Por ello, desde AEAS, se ha creído conveniente, incorporar a los trabajos ya elaborados una nueva y sencilla herramienta para calcular el riesgo cuantitativo puntual (determinista) a nivel químico (QCRA) y microbiológico (QMRA), asociado al abastecimiento.
La herramienta se incluye como anexo del documento base que la sustenta y está realizada en formato de hoja de cálculo para los compuestos químicos y para los parámetros microbiológicos y dispone de anexos con información complementaria para facilitar los cálculos. El resultado obtenido debe ser interpretado correctamente por el gestor del abastecimiento dado que algunos parámetros necesarios para el cálculo no siempre están disponibles y se debe recurrir a estudios externos recogidos en la bibliografía.